Categorías
Reseña

‘Habla María’, de Bef

‘Yo soy la esperanza’, anunciaba Morfeo cuando derrotaba al demonio Choronzon, saliendo victorioso del pozo del infierno en ‘Sandman’. Esta frase ilustra a la perfección el espíritu y el mensaje de ‘Habla María‘, un cómic del dibujante mexicano Bernardo Fernández, ‘Bef’, publicado hace nada por Astiberri, y que he tenido el placer de leer recientemente. 

Si pensásemos en un tebeo que hablase de un dibujante que tiene una hija con autismo, a todos se nos viene a la cabeza el ‘María y yo‘, de nuestro Gallardo. Pues bien, en ‘Habla María‘, Bef nos cuenta algo muy similar: cómo fue su vida cuando se enteró que su hija María tenía trastorno del espectro autista, y cómo ha sido su relación con ella hasta el presente. 

No os engañaré, el tebeo es algo duro, sobre todo al principio. Bef hace que nos pongamos al 100% en su piel, y nos cuenta la historia de su hija, desde antes de su nacimiento. Él y su pareja vivieron la llegada de María con ilusión, y los primeros meses fueron normales, hasta que la sombra del autismo empezó a planear sobre ellos. A partir de aquí comenzó una serie de visitas a doctores y pruebas médicas, que terminaron concluyendo en el resultado que ellos temían. Fue entonces cuando el miedo y la tristeza se apodera de todos, excepto de María que sigue la vida tal cual, y que parece ser la que saca la familia adelante y hace que sus padres luchen por ella. Así, la historia abandona su tono triste y pesimista, y comienza la vitalidad, la luz, y como he citado al principio de todo: la esperanza. 

Bef es un autor que pese llevar la tira de años publicando (tanto libros como cómics), no lo conocía de nada, y me ha sorprendido mucho. Con un estilo que tira hacia la ilustración infantil o al cartoon nos cuenta una historia adulta, y hace que con esta forma de dibujar pueda ser leída tanto por niños como para los que no lo somos tanto.  Mención aparte es el acertado uso del color y cómo este logra trasmitirnos el estado de ánimo del autor en cada momento de su vida: primero todo gris, hasta el punto en el que llega la ilusión y todo se llena de color y alegría. A mí en este punto se me infló el corazón cosa mala y más de una lagrimita solté, ya lo aviso. 

También es de digna mención la importante labor didáctica de este cómic, que hace que todos conozcamos un poco mejor el trastorno del espectro autista, y cómo se sienten y actúan las personas que lo tienen. Y lo que es más importante, cómo debemos actuar cuando estemos con ellos. A modo de epílogo, ‘Habla María’  añade un pequeño cómic llamado ‘El autismo no es una enfermedad’, que hicieron Bef y la madre de María, para explicar el comportamiento peculiar de su hija, en el que explican de forma clara y simple su forma de actuar y cómo debería ser tratado por quienes interactúen con ella. ¿Debería ser un tebeo de obligada lectura en colegios e institutos? Yo digo que sí.

Si tuviese que resumir este cómic y el poso que me ha dejado, diría que es una historia de amor y esperanza, llena de optimismo y que te deja el cuerpo blandito y una sonrisa en los labios. Sin duda es uno de esos tebeos para reconciliarse con el mundo y que hacen que éste sea un poquito mejor. Así que mil gracias a Bef y a María por darnos este regalo, y por compartir sus vidas con nosotros, os guardo en el corazón desde ya.

Dicho todo esto, no puedo hacer más que recomendaros muy fuerte este ‘Habla María’, uno de los tebeos más bonitos y emotivos del año. Echadle un vistazo cuando podáis, vuestro alma os lo agradecerá.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.